Augusto Cesar Sandino nació un 18 de mayo de 1895 en Niquinohomo, Nicaragua. Fue un líder natural del pueblo que comandó la resistencia contra el ejército de ocupación estadounidense en su país. Comandante del “Pequeño Ejército Loco”, enfrentó con sus tácticas guerrilleras y maestría militar a una potencia mil veces más poderosa y logró la primera derrota del imperialismo norteamericano en Nuestra América. Sin embargo, los yanquis no se irían sin dejar su herencia: la Guardia Nacional, al mando de Anastasio Somoza (padre) que asesinaría a traición a Sandino e instauraría una sangrienta dictadura que se perpetuaría por cuatro décadas. En 1965, una nueva generación de revolucionarixs recuperaría el nombre prohibido de Sandino, su bandera Roja y Negra y encabezarían la revolución que en 1979 lograría derribar al somocismo e iniciar un camino de liberación nacional y social.

El legado de Sandino vive en todxs lxs revolucionarixs que saben que no hay ejército, ni potencia que pueda derrotar a un pueblo decidido a recuperar su soberanía e independencia. =========“Mi mayor honra es surgir del seno de los oprimidos, que son el alma y el nervio de la raza, los que hemos vivido postergados y a merced de los desvergonzados”, Augusto C. Sandino, 1927.