por José

Como un cachetazo a las multinacionales, como un nuevo gesto de humanidad y de sobreponerse a todo, como una revolucionaria noticia, se conoció que Cuba prepara 100 millones de dosis de su propia vacuna.

LA VACUNA

El mundo espera y desespera por ese pinchazo salvador que evitará miles de muertes ante el avance de un virus que, por su propia capacidad de daño, sumado a las políticas liberales que desprotegieron a buena parte de la humanidad, ya se cobró  más de dos millones de vidas. El mundo espera y desespera también mientras los laboratorios más importantes del planeta reservan sus dosis para unos pocos. En voz de José Moya (representante de la OMS en Cuba) “son principalmente los países más ricos los que la han comprado, por lo que estas vacunas cubanas serán necesarias”.

Actualmente, la vacuna está en fase 2, y se preparan los estudios clínicos para comenzar la fase 3 tras un acuerdo con el Instituto Pasteur, de Irán. De ser positivos los ensayos, el gobierno cubano ya anticipó que se esperan preparar 100 millones de dosis en los próximos 6 meses. De concretarse, Cuba será el primer país en inmunizarse completamente con una vacuna propia pero, además, ya anticiparon que brindarán vacunas a los países del Alba (Venezuela, Bolivia y Nicaragua) y también a  países como Irán, Vietnam, Pakistán e India, según declaró el director general del Instituto Finlay de Vacunas, Vicente Vérez Bencomo.

LOS BLOQUEOS

No es nuevo, pero no deja de sorprender: los logros cubanos son ignorados por las potencias mundiales y sus medios de comunicación. Además de la vacuna en proceso, Cuba envió brigadas sanitarias a más de 40 países durante la pandemia en 2020 y sin embargo, es difícil encontrar esos datos.

La vacuna no es la excepción. Basta con googlear “soberana 02”  y comparar la búsqueda con la de la vacuna china, rusa o británica para darse cuenta de que de Cuba no habla casi nadie. No es nuevo pero no deja de sorprender. Ni siquiera cuando se trata de salvar miles de vidas, las buenas noticias de Cuba tienen protagonismo, es parte del bloqueo.

Pero además del bloqueo mediático, hay uno más cruel y conocido que es el económico. El bloqueo por el que la población cubana viene penando hace más de 50 años ya que Estados Unidos decidió, y la mayoría de los países acataron, que Cuba debía quedarse aislada de todo. Y ese todo implica hoy que Cuba, por ejemplo, no pueda estar fabricando muchísimas más vacunas de las que ya se están produciendo por falta de tecnología necesaria. “Si debemos comprar nuevas máquinas y montar más plantas, todo ello resulta extremadamente difícil por causa de la limitación que tenemos para adquirir las tecnologías”, declaró la doctora en ciencias María Eugenia Toledo Romaní, del Instituto de Medicina Tropical (IPK) Pedro Kourí.

MODELOS DE HUMANIDAD

Una vez más, el pueblo cubano y sus enormes esfuerzos ponen al mundo ante una pared muy evidente. O se sigue yendo de frente contra los ladrillos del capitalismo y sus estructuras egoístas, mezquinas y elitistas, o se empieza a caminar por los carriles de la solidaridad, la colaboración entre pueblos y la búsqueda de la salud más allá de un remedio. En definitiva, la pared vetusta y destructiva del capitalismo o la búsqueda del socialismo.