Fuera FMI

La llegada de una nueva misión del Fondo Monetario Internacional, con el objetivo de renegociar la deuda contraída por Macri, nos pone en alerta una vez más. Es por demás conocido que el FMI opera como instrumento del capital transnacional, en especial de EEUU, para mantener el dominio del dólar y el control cambiario de las economías nacionales. Desde la década del ‘80 solo ha actuado como la agencia del capital financiero, encargada de mantener la espada de Damocles de la deuda externa sobre los pueblos de Nuestramérica y así sostener el control del rumbo económico de nuestros países.

Durante su gobierno Macri permitió una fuga de capitales récord y luego nos llevó de las narices a tomar una deuda histórica con el FMI que se hizo impagable. Fue tal el cinismo de aquella medida que aún resulta vomitivo recordar cuando nos pedía que “nos enamoráramos de Christine”, en referencia a la por entonces directora general del Fondo.  La misma Christine Lagarde que autorizó nuevos préstamos, aun cuando eran utilizados para la fuga de divisas, prohibido por el mismo estatuto del FMI.

En un contexto de aguda crisis capitalista cuyas dimensiones no tienen precedentes, la legitimación de la deuda con el organismo es claramente una concesión y compromiso frente al Imperialismo por parte de la coalición gobernante. Desde el ala progresista, esta posición pretende ser mostrada como una medida de pragmatismo político transicional para enfrentar la crisis multidimensional. Pero desde nuestra mirada es una medida dogmática y no pragmática, ya que la situación económica no permite seguir erogando divisas fundamentales para los planes de salvataje social. Menos aún realizar los famosos “planes” de ajuste presupuestario que siempre pide el FMI para poder cumplir con las metas de pago de servicios y de capital de la deuda.

Motivos para desconocer y declarar ilegítima la deuda sobran. Más aun teniendo en cuenta la magnitud de la tragedia social que ha arrojado a más de la mitad de lxs niñxs de la Argentina a la pobreza, con índices de indigencia y desocupación que no paran de crecer.

Por eso repetimos hasta el cansancio, no hay medias tintas frente al imperialismo y la expoliación de nuestro pueblo. Exigimos la suspensión del pago e investigación de la deuda y rechazamos las negociaciones con el FMI

sendaguevarista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s