INSEGURIDAD DE TODES

por José

La inseguridad es un tema que preocupa a todos, todas y todes. No es nuevo, como tampoco son nuevas las fórmulas para combatirlo: más policías, más patrulleros, más armas. En las últimas semanas el tema de la inseguridad volvió a preocupar, o al menos volvió a ser tema en los medios masivos. ¿Por qué? No se sabe bien, pero huele más a presión mediática que a hechos reales.  Si se repasan algunas notas de los principales portales de noticia, la cosa se pone un poco más evidente. Tres ejemplos: La Nación, 23 de julio. “Los datos oficiales del delito en el primer semestre, tanto a nivel nacional como provincial, aún no están disponibles. Pero en la calle la situación es inocultable, y en el conurbano los intendentes lo saben y lo dicen públicamente.” Infobae, 23 de julio. “Las estadísticas difundidas por medios oficiales señalan que en el lapso de enero a mayo los robos en sus distintas modalidades disminuyeron alrededor del 25 por ciento en la comparación interanual, aunque admiten que a partir de entonces las cifras tienden a igualarse con las del año pasado. Fuentes vinculadas a intendentes de JxC coinciden al menos en que ahora se estaría enfrentando una situación similar a la registrada antes de la entrada en cuarentena”. Perfil, 29 de julio, “Las últimas estadísticas oficiales publicadas por la Procuración General bonaerense en su sitio web muestran que los delitos bajaron si se comparan con los cometidos en el mismo período del 2019”. Lo que se ve es que el delito no creció, sino que se está comparando el delito de las primeras semanas de cuarentena estricta con estas últimas semanas donde el aislamiento pasó a ser casi opcional.

Entonces ¿Por qué tanta plata destinada a policías, patrulleros, cárceles y armas? Pues todo parece indicar que las tomas de terrenos son la nueva “vedete” de la “inseguridad” y el poder político y mediático está preocupado porque los sin techo quieran hacerse de algún pedazo de tierra para poder vivir. Lo de la inseguridad es una escusa para reprimir a quienes se opongan a las propiedades privadoras.

La “mano dura” fracasó y sigue fracasando. Año tras año se escuchan más o menos los mismos discursos y el presupuesto para seguridad aumenta vergonzosamente y el problema sigue sin solucionarse; el presidente dice que el delito no es propiedad de los pobres pero mandan a gendarmes al conurbano y no a puerto madero o a Nordelta. ¿Y si alguna vez se le empieza a sumar presupuesto a educación y desarrollo social en lugar de a la policía? Al menos para probar algo distinto…

BERNI QUE TE QUIERO BERNI

El flamante ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, fue elegido personalmente por Axel Kicillof para ocupar ese lugar. A pesar de haber sido el más cuestionado de los Ministros del Frente de Todes, Berni no sólo se afianzó en su cargo, sino que hasta blanqueó que está preparando su propia candidatura para futuras elecciones. Berni, tuvo un pasado oscuro como infiltrado en la toma de una mina en el año 1994, de la que fue echado cuando los trabajadores que estaban llevando a cabo los reclamos se dieron cuenta que él estaba ahí para pasar información al gobierno provincial de Santa Cruz, a cargo de Néstor Kirchner. Pero como si hiciera falta recorrer su historia, alcanza con repasar la desaparición y asesinato de Facundo Castro Astudillo para darse cuenta que el Ministro no sólo no hizo nada para buscarlo, sino que entorpeció la investigación, dio información a los medios que ni siquiera debía saber pero que le informó indebidamente un fiscal, y no hizo otra cosa que proteger todo el tiempo a la fuerza que él dirige y atacar públicamente a la familia de Facundo.  Aunque buena parte de la sociedad esté pidiendo su renuncia, Berni hoy goza de mayores privilegios que nunca. Aunque Kicillof y Alberto Fernández dijeron que estaban más preocupados que nadie por esclarecer el caso de Facundo y que no iban a encubrir a nadie, a dos días del reconocimiento del cuerpo del hijo de Cristina Castro, lanzan este siniestro proyecto contra la “inseguridad” y le otorgan a Berni y sus fuerzas más dinero, más hombres, más patrulleros, más balas.  ¿Qué sentirán los familiares de las víctimas de gatillo fácil ante estos  anuncios gubernamentales?

JUGAR CON LA DERECHA

Alberto Fernández está jugando con fuego. Si bien el presidente no fue, ni es, ni será siquiera progresista, al encabezar un frente en el que participan algunos sectores progresistas y al haber hecho algunos guiños para estos sectores (lenguaje inclusivo, Ministra de seguridad antropóloga, proyecto de ley de aborto) despertó algo de optimismo que, aunque no lo apoyaron desde el primer momento, estaban esperando sus primeros meses de gobierno para ver cuál iba a ser su rumbo. Y Alberto, fiel al peronismo, definió su rumbo enseguida. Cuando amagó con expropiar Vicentín, enseguida se arrepintió y dijo que había actuado impulsivamente; cuando amagó a poner un impuesto a las grandes fortunas, puso el freno de mano y hoy están mendigando una colaboración excepcional a los grandes empresarios; cuando “la sociedad” , que representan TN, Clarín y La Nación le dijeron que ya estaba bien con tanta cuarentena y era hora de dejar funcionar la economía, flexibilizaron las medidas;  y ahora, cuando la oposición y los medios hegemónicos le dicen que hay mucha inseguridad, el responde con más policías, más armas, más cárceles, más balas.

LO QUE VIENE, LO QUE VIENE

En este panorama en el que la derecha más reaccionaria exige y el gobierno le responde, en el que los sectores progresistas parecen no tener ni voz ni voto dentro del Frente de Todes, en el que la imagen de Rodriguez Larreta y Berni van en ascenso y en el que no parece haber un freno a los embates de la burguesía, es imprescindible que desde la izquierda y todos los sectores que pretendan una transformación empecemos a elaborar un  plan de resistencia unificado, para que las tomas de tierra no sean la excusa para seguir persiguiendo pobres y militantes populares, y para que en un futuro no tan lejano podamos hablar de una alternativa de gobierno que no sea el pejotismo o la otra derecha.

sendaguevarista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s