Hablan los pescadores, la voz que faltaba sobre el ecocidio en las islas

Por Camilo Napalpi

Nelson Yapura, el “Tucu”, es un pescador que hace años se le reconoce por su extensa militancia entre las comunidades costeras desde el Norte de la cuenca del Paraná, en el río Pilcomayo, hasta el sur en su desembocadura. Además de su compromiso con la defensa de los DDHH de ayer y hoy para los pueblos. Es descendiente del pueblo Quilme, antiguos pobladores originarios de los Valles Calchaquíes, hijo de obrero azucarero y militante en su Tucumán natal. Migró a Rosario cuando era muy joven y  hasta crió sus hijos en las islas del delta frente a la ciudad. Es un profundo conocedor del medio ambiente que conforman los islotes del delta del Paraná. 

Los fenomenales incendios causados por el interés depredador de los capitales ligados al agronegocio y la ganadería han puesto de manifiesto una catástrofe ambiental y sus consecuencias. En los últimos meses fue imposible ocultar a los ojos y pulmones de la ciudadanía el ecocidio en curso y se abrió un debate al respecto de sus consecuencias inmediatas y a largo plazo. Entrevistamos al “Tucu” para escuchar una de las voces que no han salido a la luz, ya sea por racismo, discriminación o subestimación de lxs “obrerxs del agua”, como ellxs se identifican a si mismxs. Su voz permanece invisibilizada por los grandes medios, pero también por organizaciones preocupadas por estos temas. Pareciera importar poco la opinión de ese pueblo que mantiene una forma de vida muy ligada y entrelazada a los humedales y su entorno. 

Nelson Yapura

Senda Guevarista: ¿En qué afecta la vida de lxs pescadorxs y su medioambiente la quema de las  islas del Delta del Paraná?

Nosotrxs vivimos en el agua junto con toda la vida biodiversidad, la flora y la fauna. Es nuestro medio de vida y por esa razón históricamente hemos reclamado contra esas quemas. De la noche a la mañana ves como la flora y fauna terrestre principalmente es desterrada por el fuego. Para nosotrxs eso es un tema muy doloroso porque lo vivimos todos los días.  Vemos las miles de hectáreas que se van quemando desde Rosario hasta el norte de la provincia Santa Fe. Nuestra institución (Asociación Civil de Pescadores de Alto Verde) tiene muchas comunidades y ver todas las miles de hectáreas que han quemado lógicamente que nos afecta.  Te puedo decir que vos parabas en la costa caminabas y cortabas un poco de leña seca, hacías fuego y armas, como comúnmente nosotros le decimos, “la ranchada” para empezar con la jornada laboral.  Ahora te encontrás con todo quemado, animales sin resguardo y sobreviviendo.  Desde un ratón o una víbora que se tuvieron que mover en plena época invernal. Porque la mayoría, como en el caso de las víboras o las iguanas, son especies que hibernan en el hueco de los árboles o en cuevas entre la vegetación. Todo eso sumado a la bajante del río ha hecho que muchas especies se tuvieran que mover a buscar lagunas con mejor agua. Porque no te olvides que las lagunas al no estar alimentada por los arroyos,  sino por crecientes de ríos, las aguas se decantan y se empiezan a podrir. Son aguas que tienen muy poco oxígeno entonces eso hace que especies como el carpincho o la nutria, tan emblemáticas en la isla, se ven obligados a salir de los arroyos a los cauces principales del río a beber el agua. 

Entonces tenés que ir sumando siempre el fuego que los lleva a migrar a buscar otros lugares a donde hay menos quemazón. A dónde queda un poco de montes y ni hablar que el poco pasto que había para esas especies ahora no les quedó nada. Como ejemplo ya tienen una competencia muy grande las abejas con las flores para buscar una flor. Los carpinchos con los brotes de las plantas que comen ellos y las nutrias, y que ya tenían una competencia grande con las vacas. Porque la vaca es como la chancha guacha: lo que no come los pisa y un carpincho y una nutria no van a comer yuyo pisoteado por la hacienda. Eso es bastante complejo y lógicamente que uno ve todo eso uno lo ve uno se lamenta. 

Senda G.: ¿Consideran que se ha escuchado la voz de ustedes, frente a este desastre?

Nosotros llevamos una lucha que se podría decir sorda, a donde nadie nos escucha porque no somos como los ecologistas, cabañeros y la gente de la pesca deportiva, que son gente que tienen plata y pueden propagandear y hacer una cosa y otra.  Y nosotros los pescadores somos obreros de base. Productores de alimentos primarios de los más sanos que se pueden consumir en nuestro país y que no son  transgénicos. En el 2016 presentamos un escrito avalado por 11 instituciones de la provincia de Santa Fe en las cuales había cooperativas y asociaciones civiles de pescadores pidiendo el cierre de la exportación de pescado. Se le presentó a la legislatura, a los intendentes de cada comunidad que está afectada de la pesca para exportación, al Ministerio de producción, Ministerio de medio ambiente e hicieron oídos sordos y nunca nos respaldaron o salieron a decir si estás bien lo que pedíamos. Al contrario hicieron oídos sordos y menos hicieron cuando los frigoríficos mandaron gente para que nos amenazara. Esa es más o menos la realidad que uno vive en el agua. Que uno vive. A ustedes les molesta el humo y sienten la impotencia de ver cómo las Islas arden. Nosotros la vivimos en carne propia porque estamos ahí. Sin ir más lejos hace dos días atrás estuve con mi compañera pescando a la salida del Canal principal de Santa Fe en el río Colastiné.  Atrás a 20 metros teníamos un incendio terrible que sé que lo había hecho una agente de pesca deportiva que ahí andaban cazando carpinchos. Cuando cargaron todas las cosas en la lancha le arrimaron un encendedor a todos los pastos secos. Fue tan simple y sencillo como eso.  Y después está la quema por culpa del gran ganadero que tienen hacienda en la isla. Siempre termina pagando el puestero que está ahí para cuidar la hacienda del patrón.  No encuentran al ganadero porque está tranquilo en su casa en su “Country” en los pueblo principales. Y el que tiene que salir a poner la cara como siempre es el obrero que en este caso es un puestero que se dedica a cuidar ganado. En fin, es una realidad a la cual no podemos escapar y negar.

ASamblea pescadores

Senda G.: ¿Qué opinión tienen al respecto de una Ley de humedales para proteger de esa explotación destructiva de la naturaleza? 

Sobre el tema de la ley de humedales nosotros estamos de acuerdo, estuvimos hablando con Daniel Somma (Presidente del directorio de la Administración de Parques Nacionales) que estaba visitando unos pescadores referentes de allá en San Lorenzo y la isla espinillo. Gente con la que le recomendé para que hablaran con él.  Uno de los temas principales que se trató el tema de quema de pastizales desde el punto de vista de Los Pescadores y puesteros. Hablaron de cómo nos afectaba socialmente a nosotros y  también del abandono que tienen Los Pescadores. En ese sentido sobre la Ley humedales te vuelvo a repetir nosotros estamos de acuerdo. Y pensamos que esa ley tiene que estar para proteger los humedales. En cierta medida nosotros no asumimos ninguna postura ecologista y conservacionista. Sino como obreros de base nosotros lo que queremos que se proteja son nuestra fuente de trabajo y nuestra fuente de vida, tan simple y sencillo como eso.  No hay otra cosa.  Y sobre el tema te doy un ejemplo. Ojalá hagan una ley de humedales donde contemplen los actores del caso qué somos los nativos isleños, los autóctonos de la isla. No como en el ejemplo del parque Jaaukanigás, al norte de Santa Fe con unas 498.000 hectáreas, donde lo declararon como sitio Ramsar y se le prohibió a los Pescadores hacer uso de los recursos. No pueden pescar ni con espinel ni nada. Se le entregó todo a la pesca deportiva, cabañeros (Donde hay denucnias incluso de prostitución infantil), hotelería y todo lo que sea esparcimiento. A los Pescadores lo mandaron frente a las ciudades de Goya y de Bella Vista, en Corrientes. En la actualidad hay una isla  donde Los Pescadores fueron e hicieron un pueblo. Tienen 12 horas de viaje por el agua. Es muy doloroso ver que les hicieron y se la entregaron toda a los ricachones. 

Si sale una ley de humedales y de la noche a la mañana quieren sacar a todos los isleños,  a los colmeneros, etc. A los que de alguna manera u otra viven de forma artesanal de los recursos naturales, creo que estamos equivocandonos. Hay ambientalistas y ambientalistas, donde algunos salieron a decir que había que sacar a todos. Pero que nunca los he visto hacer piquete contra Monsanto. El Paraná está privatizado por esas corporaciones y se nos mete en la misma bolsa.  El Paraná tiene dueño literalmente porque la concesión del dragado del Paraná está en manos privadas.  El canal de tráfico fluvial y marítimo está privatizado. Hay ambientalistas que desde internet sentados en una computadora opinan y hacen parecer que es una moda ser ecologista. Yo siempre digo que hay que cuidarlo nosotros.  Tenemos que cuidarlo los Pescadores y crear conciencia y todo eso. Trabajar en eso pero viéndolo desde un punto de un medio natural que nos da trabajo como una fuente de trabajo y tiene racìces ancestrales en la Cuenca del Plata.  Datan de 7.000 a 14.000 años de antigüedad desde los pueblos indígenas en su evolución del ser humano de la actualidad.  

Senda G.: ¿Han hablado sobre este tema con las autoridades gubernamentales y/o organismos responsables? 

El otro día hablando por teléfono, así medio a las apuradas, lo hablé con Juan Cabandié, el ministro de medio ambiente. Los profundice un poco con el tema y también con Daniel Somma de Parques Nacionales. Les estuve planteando que si van a crear una reserva natural se debían sacar las vacas de los grandes ganaderos. Pero que queden ahí donde los puebleros que tienen 10 vaquitas,  4 o 5 ovejas y 3 o 4 caballitos. Porque no tienen un impacto negativo para el medio ambiente.  Pero si van a hacer algo que tiene que ver con seguir dando tierras para negocios inmobiliarios de empresarios, como aquel rosarino que presentó un pedido para hacer casas de fin de semana estamos hablando de otras cosas y se está errando en  los cálculos. Pero a la vez pienso y me pregunto ¿Quién le va a tocar el poncho a Paladini que tiene miles de hectáreas en las islas, con cientos de cabezas de ganado?  Me gustaría ver quién se anima a cuestionar el papel de esos empresarios con tanto renombre en  la ciudad porque son los verdaderos intereses a tocar y nunca nadie se anima. 

sendaguevarista

Un comentario sobre “Hablan los pescadores, la voz que faltaba sobre el ecocidio en las islas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s