A diez días de la tragedia de Moreno: “Esto fue un asesinato del estado provincial, encabezado por la gobernadora María Eugenia Vidal”

Entrevista a Gabriel Castillo, docente de la localidad de Moreno, provincia de Buenos Aires. Gabriel trabaja en la escuela de educación secundaria n°16, Florencio Molina Campos, desde hace dieciséis años. Es delegado de Suteba hace quince años y es referente de la agrupación “Docentes en Lucha”.

Pasaron pocos días de la explosión de la escuela n°49 Nicolás Avellaneda donde perdieron la vida la docente Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez. La comunidad educativa en general aun esta conmovida ante este hecho. En Moreno, donde viven seiscientos mil habitantes, se han realizado movilizaciones de más de diez mil personas reclamando justicia y cambios profundos en todo el sistema educativo. En este contexto de indignación, bronca y lucha, conversamos con Gabriel.

-Senda Guevarista: A diez de los hechos ocurridos en la escuela n°49 de Moreno, ¿a quiénes les corresponde la mayor responsabilidad ante esta tragedia?

-Gabriel CAstillo: hay diferentes niveles de responsabilidad. En primer lugar hay que comentar que el Consejo Escolar de Moreno, que es el encargado de la parte edilicia de las escuelas, entre otras cosas, está dirigido por personas que llegan a esos cargos a través de las elecciones municipales. Este “consejo escolar” actualmente se encuentra intervenido, a partir de diferentes denuncias de corrupción que ha recibido. Los consejeros escolares, que responden a la gestión municipal del Frente Para la Victoria fueron denunciados por adulterar listados de auxiliares de la educación y por manejos fraudulentos de los fondos del “servicio alimentario escolar”. Esta intervención fue realizada por la “dirección provincial de consejos escolares” y se da a partir de una interpretación muy particular de la constitución provincial que hizo que actualmente quede al mando del Consejo de Moreno, gente vinculada a Cambiemos como Sebastián Nassif; él es quien decide qué obras se hacen en las escuelas y cuáles no.

En este sentido hay una cadena de responsabilidades ante lo ocurrido, y esto es también lo que esta visualizando la comunidad educativa de Moreno. Las responsabilidades están vinculadas a la intervención del Consejo Escolar encabezada por Nasiff, al director de la Dirección General de Cultura y Educación, a cargo de Gabriel Sánchez Zinny, y a la gobernadora María Eugenia Vidal

-S.G: ¿Qué opinas de las declaraciones de la Gobernadora Vidal que dijo que hubo desidia y responsabilidad absoluta del Municipio de Moreno?

-G.C: Obviamente está tratando de escapar por la tangente. María Eugenia Vidal tiene sólo como argumento real que la provincia de Buenos Aires, que fue gobernada por el partido justicialista durante casi tres décadas, ha impulsado un estado de vaciamiento de la educación pública que ya estaba cuando ellos asumieron. Pero a esto se le suma el tema de la desinversión y el ajuste feroz que ha generado este gobierno desde que asumió. Es una falacia del gobierno que los docentes discutimos solamente el tema salarial: hace rato venimos denunciando la situación de las condiciones edilicias de las escuelas, el cupo del comedor, las becas estudiantiles, en general la situación de las pibas y de los pibes, y casi que por último discutimos nuestro bajísimo salario.

En ese marco era claro que esto se iba a profundizar con este gobierno reaccionario. El otro aspecto clave de esto es que hay ocho pedidos por parte de Sandra, la vicedirectora asesinada en la escuela 49, para que resuelvan el problema de la fuga de gas. Esto fue desestimado, una y otra vez, por la intervención del Consejo Escolar y el resultado fue este hecho que nosotros caracterizamos claramente como un asesinato por parte del estado provincial, en este momento encabezado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Por otro lado, en cuanto a las responsabilidades que tiene el municipio, no es para defender la gestión de Walter Festa (intendente municipal de Moreno, del Frente para la Victoria) que es desastrosa, pero la verdad es que durante el mes de junio se hizo un acta acuerdo firmada por la dirección general de cultura y educación, el municipio y el consejo escolar, en la cual cada parte se repartía claramente qué obra iban a realizar. Está directamente escrito, y así quedó establecido, que el consejo escolar era el que se encargaba de todo lo que tenía que ver con las instalaciones y el control del estado de las mismas en cuanto a lo relacionado con el gas. Por lo tanto la responsabilidad de Cambiemos es bien evidente.

-S.G: ¿Cómo es la situación edilicia y estructural de las escuelas públicas en Moreno?

-G.C: Puede calificársela como desastrosa… Al tema del gas, quizás hoy lo más grave, se suman los problemas de infraestructura, de filtraciones en los techos, de riesgo con las instalaciones eléctricas, y también se puede agregar a esto el tema de los pozos ciegos. Hoy, por ejemplo, en la escuela 53 un camión entró a dejar las chanchas de gas y se derrumbó un pozo ciego por el cual estaba transitando. Tuvieron que sacar el camión con una grúa.

O sea, es un estado desastroso de las escuelas. De hecho la reacción que tuvo el gobierno de Buenos Aires, tardía y demagógica, fue enviar inspectores de toda la provincia para revisar las instalaciones de gas: tuvieron que clausurar aproximadamente 80 escuelas, en las cuales se han encontrado fugas por todas partes, mal estado de los medidores, conexiones clandestinas, artefactos que no están homologados, estufas catalíticas que emiten monóxido de carbono en lugares cerrados sin salida ni ventilación. En fin, un estado claramente colapsado que pone en riesgo la vida de todos los integrantes de las comunidades educativas que asisten día a día a los edificios escolares.

-S.G: ¿Cuál te parece que es la salida a esta situación?

-G.C: La salida, ante todo, es generar una gran movilización de toda la comunidad educativa y fundamentalmente que esta situación se traslade a toda la provincia de Buenos Aires. Moreno no es una isla, esto está pasando en toda la provincia de Buenos Aires y de hecho hay distritos donde las actividades ya están suspendidas.

Nosotros, desde que ocurrió el asesinato de la compañera y el compañero, no hemos vuelto a la actividad en las escuelas pública de gestión estatal, y así mismo tampoco lo han hecho en el partido de General Rodríguez, lindero con el nuestro, en gran cantidad de escuelas del partido de José C. Paz, en escuelas de La Matanza, Merlo, Morón, y otros, que todos sufren situaciones similares. Por eso se han suspendido las clases hasta que el estado garantice las condiciones para enseñar y aprender. Pero esta cuestión es fundamental que se desarrolle en todo Buenos Aires, ya que nuestras demandas son las de toda la comunidad educativa: que el estado garantice condiciones dignas de enseñar y aprender y que las conducciones sindicales se pongan a la cabeza de la lucha.

38862696_670031740044157_2265476376830148608_n.png

sendaguevarista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s